Un Plan Integral de Movilidad Urbana Sostenible y Segura, PIMUSS, o Plan de Movilidad Urbana Sostenible, PMUS, es una herramienta de planificación estratégica y un instrumento de concienciación y sensibilización para los ciudadanos, administraciones públicas y el resto de agentes implicados en la movilidad.

Un Plan de Movilidad Urbana Sostenible es un plan estratégico diseñado para satisfacer las necesidades de movilidad de las personas y empresas en las ciudades y sus alrededores en busca de una mejor calidad de vida. Se basa en las prácticas de planificación existentes y tiene en cuenta los principios de integración, participación y evaluación. Fuente: ELTIS. Guía Desarrollo e Implementación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible. 2013

En este PIMUSS, por tanto, se analiza y reflexiona acerca de cómo es la movilidad es decir, cómo se desplazan los ciudadanos, permitiendo determinar qué medidas se considera necesario implantar para conseguir formas de desplazamiento más sostenibles y seguras: modos de transporte que hagan compatibles crecimiento económico, cohesión social y defensa del medio ambiente; garantizando, de esta forma, una mejor calidad de vida para los ciudadanos.

 

Ver presentación del Alcalde

 

Antecedentes y motivación del Plan:

La movilidad sostenible se ha convertido en una preocupación compartida por la mayoría de las ciudades, sobre todo europeas, que apuestan por la calidad del transporte público, la promoción de los modos no motorizados (a pie y bicicleta), la sensibilidad hacia el entorno, un uso del espacio público más racional, y en definitiva, por políticas que revierten de una forma directa en la calidad de vida de sus ciudadanos y favorecen la imagen de la ciudad.

Más allá de la adopción de unas medidas determinadas, se trata sobre todo de consolidar ciertas pautas y sensibilidades en la gestión local de la movilidad, buscando el consenso y la participación, manteniendo unas directrices a largo plazo y mejorando los sistemas de información y toma de decisiones.

Los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), constituyen el marco idóneo para la implementación de las medidas necesarias encaminada a la consecución de un transporte más sostenible, compatible con el desarrollo económico, la cohesión social y la defensa del medio ambiente.

Actualmente, Valladolid dispone del PIMUVA (Plan Integral de Movilidad Urbana de la ciudad de Valladolid) como instrumento de planificación de la movilidad en la ciudad. Este documento se elaboró entre los años 2001 y 2004, aprobándose en el Pleno Municipal de 2 de noviembre de 2004, integrando ya horizontes temporales de actualización a los 6 años y no hacía referencia a “SEGURO” ni “SOSTENIBLE”, lo que hoy en día dificulta su aplicación para la planificación de la movilidad local y la consecución de posibles subvenciones para la misma”.

En este contexto, y como respuesta a la necesidad de una herramienta actualizada de gestión de la movilidad en la Ciudad de Valladolid nace el PIMUSSVA.

El PIMUSSVA deberá asegurar un equilibrio entre las necesidades de movilidad y accesibilidad, de forma que favorezca la protección del medio ambiente, impulse el desarrollo económico y mejore la inclusión social, principios básicos para alcanzar una movilidad sostenible.

 

Objetivos del PIMUSSVA:

El PIMUSSVA representará una nueva forma de planificar la movilidad urbana que debe definir un marco de políticas a desarrollar cuyos objetivos generales son:

  • Fomento de los modos de transporte más eficientes
  • Reducción del consumo de energía
  • Mejora de los niveles de accesibilidad, seguridad y de la calidad de vida de los ciudadanos

 

Medidas del PIMUSSVA:

El PIMUSS aborda doce grandes de intervención:

  • Medidas de control y ordenación de tráfico, y estructura de la red viaria
  • Medidas de gestión y regulación del estacionamiento, con especial atención al centro urbano. Plan de aparcamiento de residentes, rotación, disuasión, etc.
  • Medidas de potenciación del transporte colectivo: mejoras en la cobertura y calidad de servicio, mejoras en la seguridad y accesibilidad, fomento de la intermodalidadd, coordinación con el resto de medidas de los PMUS.
  • Medidas de recuperación del espacio publico y ciudadano: red de itinerarios y áreas protegidas para peaatones y ciclistas, red de aparcamientos para bicicletas y, en general, promoción de la movilidad no motorizada.
  • Medidas específicas de gestión de la movilidad: potenciación del vehículo compartido, transporte público a la demanda, aparcamientos de disuasión.
  • Medidas dirigidas a personas de movilidad reducida y la inclusión social: mejora de la accesibilidad y supresión de barreras, facilitar el acceso al transporte público a personas de laa tercera edad, niños y jovenes, desempleados, etc.
  • Medidas para la mejora de la dsitribución de mercancías: ordenación y gestión del reparto, regulación de la carga y descarga, etc.
  • Medidas de la integración de la movilidad en las políticas urbanísticas: planificación urbanística vigente, previsiones de desarrollos futuros, y recomendaciones desde la movilidad sostenible hacia esos desarrollos.
  • Medidas para mejorar la calidad ambiental y el ahorro energético: reducción de emisiones contaminantes junto con un consumo energético más eficiente en el ámbito de la movilidad
  • Medidas para mejorar la accesibilidad a grandes centros atractores: planes específicos de movilidad a grandes centros de atracción de viajes del municipio (centros comerciales, hospitales, universidades, polígonos industriales).
  • Medidas para mejorar la seguridad vial para todos los usuarios de la vía pública
  • Medidas para la creación e implantación de una Concejalía o una Oficina de Movilidad en la estructura municipal